Trágica ESTAFA alicantina

junio 22, 2007 at 10:40 am (Asuntos Taurinos, Opinones)

cartel-alicante.jpg

¡Al ladrón! ¡Al ladrón!. Alguien me había robado la cartera y la ilusión una vez terminado el festejo que ayer se celebró en Alicante, el segundo paseíllo de José Tomás desde su reaparición, pero la tarde de expectación por ver al de Galapagar, se convirtió en una tarde de despropósitos, estafas, incomodidades, calor, charanga, botellón en los tendidos, tragedia y un INFAME encierro de Garcigrande, que no era apto ni para un pueblo (y como he escrito ya en varias ocasiones… con todo mi respeto a los pueblos).

Pero como dijo Jack el Destripador, vamos por partes y con cuidado que no se me escape nada, porque podría estar escribiendo tres días y apenas hablar de toros (o visto lo de ayer, podríamos decir gatitos), pero vamos a intentarlo a modo de cuaderno de viajes:

De primeras un tirón de orejas a la empresa: Señor Casas si quiere hacer una feria de Hogueras en condiciones, y alardear del gran trabajo que se va a hacer en Alicante, debería tener en cuenta una seríe de nociones que son fundamentales, para el bienestar y comodidad de los aficionados, que son los que pagamos para ver una corrida de toros en condiciones y no una trágica estafa empresarial, como la vista ayer:

Con prisas y a la carrera llegamos a la plaza de Alicante cinco minutos antes de la hora señalada para que diese comienzo en festejo, pero cual es la primera sorpresa al ver justo delante de nuestras narices la furgoneta de José Tomás entrando en la plaza (CINCO MINUTOS ANTES) una sorpresa que se enlazó con la siguiente casi de inmediato, pues los accesos del coso estaban colapsados, colas eternas para acceder a los tendidos, y todo esto CINCO MINUTOS ANTES. Señor Casas, los accesos a la plaza son deplorables, haga un esfuerzo de cara al próximo año y amplíelos o por lo menos no limite el acceso de ciertas entradas a determinadas puertas, pues lo único que se consigue es el caos total.

Después del episodio del acceso a la plaza, la segunda hazaña fue llegar a nuestras localidades, no sin dificultades, pues entre patadas, zancadillas, tropezones con las neveras de la merienda y personas que se movían menos que los ojos de Espinete, consiguieron que un hecho tan simple como acceder a nuestros asientos, se convirtiera en una auténtica gesta que el día de mañana podremos contar con orgullo a nuestros nietos. Sigamos.

Nuestras localidades estaban ubicadas exactamente en la fila 12 del tendido 8 pegados a una vaya que delimita los tendidos de sol y de sombra, pero no una vaya cualquiera; más alta que la que separa a España de Marruecos, y no exagero. Me venían a la cabeza las imágenes Cossieras de las prehistóricas plazas partidas donde se celebraban dos festejos a la vez, y aunque el ruedo no estaba dividido desde nuestra posición si lo parecía, pues esa molesta vaya nos impedía ver prácticamente la mitad del coso. Otra vergüenza empresarial señor Casas, porque el aficionado que ha pagado mil duros por una entrada tiene el derecho a ver la corrida entera y en unas condiciones mínimamente aceptables, y no media plaza donde salvo algunos momentos de la faena de muleta, el resto casi hay que imaginárselo o romperse el cuello para poder deducir algo de lo que estaba pasando entre los barrotes de una vaya prehistórica propio de una plaza tercermundista.

la-plaza-partida.jpg

Permítanme no extenderme demasiado en lo que aconteció desde el punto de vista del espectáculo, vamos a ser directos y escuetos, porque tampoco es necesario más: INFAME encierro de Garcigrande, con astados muy terciados, de penosa presentación y faltos de trapío y raza, en el que Enrique Ponce, muy pinturero y refinado como siempre, diseñó dos actuaciones basadas en el medio muletazo, sin reunión alguna y buscando la conexión con el tendido, más que en torear, porque la verdad nunca salió de la franela del valenciano, que nunca se expuso y siempre buscó mediante desplantes pueblerinos (con todo mi respeto a los pueblos) abaniqueos y otras trampas poncianas para cuajar dos faenas, que si no llega a ser por el fallo a espadas tendríamos que estar hablando de un triunfo. La expectación de José Tomás pronto se esfumó a la vez que iban saliendo uno tras otros, los mansos de Garcigrande. Anduvo digno el de Galapagar, muy quieto como siempre, con su toreo vertical, sin perder un paso nunca, recetó algún muletazo suelto de bello trazo, pero poco más que reseñar, el ganado no lo permitió, bastante hizo para lo que tuvo delante, pero es necesario que haga una reflexión, pues si sigue por estos derroteros, pronto se le echaran encima, porque no es bueno que una figura de su talla, con la expectación creada en torno a su reaparición, se encierre con este tipo de corridas infumables y de penosa presentación. Palazón estuvo muy digno, para lo que poco que ha toreado el año pasado y lo que llevamos en este. Sin embargo lo más destacable, taurinamente hablando, salió de sus trastos, aunque no nos vayamos a engañar… nada del otro mundo.

El público se lo pasaba en grande, los compañeros de las localidades de atrás destacaban el VALOR DE PONCE y el MIEDO DE JOSÉ TOMÁS; el mundo al revés señores. mientras que un “buen” hombre ante la imposibilidad del de Galapagar de dar muerte a su segundo oponente, pensó, “vamos a ayudar al chaval” y de un certero cervezazo en la testuz del animal, lo hizo rodar sin puntilla. Así como lo cuento, el hombre, puesto en pie lanzó al moribundo garcigrande, su lata de cerveza, medio llena, dándole de lleno, y os aseguro que no tardó ni cinco segundo en doblar, el mismo tiempo que tardó la policía en acceder hasta él y llevarlo detenido.

Y llegamos al sexto toro, con todo el pescado vendido, ya no había esperanzas de nada, solamente quedaba el momento para las reflexiones y fustigaciones mentales para poder sacar algo en claro de esta tarde de despropósitos. Pero sin darnos apenas cuenta, ocurrió la tragedia: un despiste, tanto de los portoneros del coso, como de la cuadrilla de Palazón posibilitó, que cuando retiraban a los caballos, el toro se arrancase tras ellos, sin que nadie pudiese parar al animal de su objetivo que era escapar de ahí fuese como fuese. Todo intento de cerrar la puerta a tiempo fue inútil, pues el animal lanzó un derrote que abrió la puerta de par en par, y uno de los empleados quedó a merced del astado que le propinó un palizón con una cornada de tres trayectoria, fractura de esternón y clavícula. Un palizón del que se encuentra gravísimo en el hospital de Alicante. Esperemos que todo quede en un susto, el más grande de los últimos años, pero en un susto.

Tarde de despropósitos, rematada con el apagón en el coso antes de que Palazón pasaportara al sexto. No daba crédito, una tarde de toros con expectación, se había traducido en una tarde de disparates, estafas y tragedias. De todo menos toros.

Anuncios

6 comentarios

  1. Los santos inocentes « Cuchilladas D. C. said,

    […] de los Prodigios que leímos el pasado domingo en la Monumental de la capital antitaurina, cuando ayer, a capón, volvimos a pegarnos a la tierra en una Alicante que nos tenía preparada la España de Los Santos Inocentes. Allí, en el bochorno -no sólo de […]

  2. Rosa J.C. said,

    Déjate de destripador, le único Jack que merece la pena se apellida Daniels.

    😉

  3. JavierLP said,

    y con coca cola jejeje

  4. Cova said,

    Nada nada, Ballantines. 😛

  5. JavierLP said,

    También me vale. Si nos bebemos hasta las copas de los árboles

  6. Javier Boix said,

    Jajajajaja, amigo Javier!!! es tu primera visita a Alicante, verdad? y supongo que a la palza, y en Hogueras!!!? el 23 me “tocó” ir porque mi primo y su mujer querían ir, pero gracias a Dios me quedé en casita el 24 (luego hablaré de ello) porque todos los años me toca encabroanarme con más de 1!!!
    Por cierto, se te ha olvidado mencionar la pelea que hubo en el tendido entre dos “aficionados”, simplemente deleznable… y lo de Enrique no tiene nombre, lleva 15 años haciendo la misma faena en Alicante y la gente se lo cree!!! por desgracia, en el ámbito taurino, Alicante es la España de la pandereta, el colorete y el polvorín…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: